amarres

Amarres de amor caseros con frutas dulces

Amarres de amor caseros con frutas dulces. Los amarres de amor caseros han sido practicados por muchos años, cada curandero o maestro dedicado a este trabajo lleva un especial forma de realizar cada uno de estos conjuros sin tener que afectar a terceras personas, las frutas han marcado un especial sustento para la realización de estos conjuros que mucho ayudan a obtener, resultados favorables. los amarres de amor caseros con frutas dulces se trabajan solo en noches de luna llena, estos son mas poderosos si son ofrendados en santuarios sagrados o lugares alejados.

Pero cómo es que se preparan los amarres de amor caseros con frutas dulces, la respuesta es bastante sencilla así como la manera como usted puede efectuarlos, solo es necesario tener frutas como la fresa que por su sabor especial ayuda a fortalecer el amor, la manzana es una de las frutas más valiosas si queremos adentrarnos a la mente de las personas en las que recae cada uno de los hechizos que se practiquen, por otro lado podemos usar el aguaymanto, esa fruta exclusiva de la selva posee un poder extraordinario.

Se sabe que ser usado por los Incas para realizar tragos consumidos en rituales de amor que servían para atraer al enemigo durante las guerras a las que se enfrentaban. Pero no es sino has los años 80 que la fruta de aguaymanto es tomada en cuenta para temas medicinales. Una vez que se tiene a las frutas es importante que estas sean lavadas durante la primera noche de luna llena, esto se hace para que sean ofrendados a los seres que se requieren para este trabajo.

Una segunda noche de luna llena ayuda a dar forma el pacto de dominación que se quiere tener, como se habla de un ritual casero, es importante que se realice en un lugar dond e no haya gente o que no seamos interrumpidos por nadie ya que se necesita de bastante concentración.

La tercera noche es usada para sellar el trabajo, luego estas frutas son colocadas en un canasta de madera para luego ser ofrecidos a la persona que deseas tener dominado.